sábado, 20 de febrero de 2016

Sobre la Política - Blog de la Orden Rosacruz


*     *     *
Translate/traducir/ Vertaal
Terjemahan/μεταφράζω / übersetzen /
переводити/Traduire/ переводить
 ترجم / לתרגם   翻訳する 
*  *  *

*   *   *


*       *       *



Compartiendo:

De Hugo Casas
16 febrero, 2016

¿Qué sentido debería tener la política, desde un punto de vista místico?

En primer lugar, debo aclarar que la Orden Rosacruz AMORC ha sido siempre una Orden completamente apolítica. Este hecho hace posible que tenga entre sus miembros hombres y mujeres con diferentes puntos de vista políticos, incluso opuestos. En este mismo sentido, también me gustaría recordar que entre los Rosacruces hay igualmente cristianos, judíos, budistas, musulmanes, etc., e incluso personas que no siguen ninguna religión en particular. Las reflexiones que expongo a continuación no comprometen en absoluto mis opiniones personales y no tienen ningún carácter dogmático. Más bien hay que considerarlas como una base para la reflexión personal, como ocurre con todas las enseñanzas de la AMORC.


Por definición, la política es el arte de gobernar un país, región o ciudad, en principio, pensando en los intereses de los ciudadanos. 
En las democracias, los que asumen esta tarea han sido elegidos directa o indirectamente por el pueblo para su función.
 Por desgracia, y como todo el mundo sabe, muchos países de todo el mundo no son democráticos, de manera que aquellos que ejercen el poder lo han obtenido generalmente por la fuerza o a través del engaño, y se esfuerzan por mantenerlo en su beneficio, utilizando los mismos medios.
 Obviamente, esto no se realiza pensando en el bien común, sino en la satisfacción de sus propias ambiciones e intereses personales.


En el estado actual del mundo, creo que la democracia es la mejor forma de gobierno.
 Esto no quiere decir que este sistema sea impecable y que no presente debilidades. Personalmente, veo tres principales:
Teniendo en cuenta que la democracia se basa en la libre adhesión de las personas, promueve la demagogia de aquellos que desean gobernar.

Bajo la presión de los votantes, que suelen favorecer los derechos sobre los deberes, en última instancia se crea un desequilibrio perjudicial para la vida social en este sentido.

La democracia se basa generalmente en dos grandes partidos que se oponen sistemáticamente y se alternan en el poder, lo que algunos suelen aprovechar para deshacer lo que otros habían realizado mientras estaban gobernando.


Desde mi punto de vista, la mejor manera de gobernar no se encuentra en una ideología o partido político determinado con la exclusión de los demás, sino en lo mejor que cada una de las partes podría proponer para el bien común. 
En este sentido, estoy totalmente de acuerdo con lo que se dice en la Positio Fraternitatis Rosae Crucis, Manifiesto que la Antigua y Mística Orden de la Rosa-Cruz publicó en 2001 a nivel mundial, a saber: “Lo ideal para cada nación en este aspecto, sería que favoreciera la formación de un gobierno procedente de todas las tendencias, que reuniera a las personalidades más aptas para dirigir los asuntos de Estado.
 Por extensión, desearíamos que existiera un día un Gobierno mundial representativo de todas las naciones, del que la ONU no es sino un embrión”.


Parece obvio que siempre que los directivos y líderes de diversos partidos políticos, incluyendo los dos que generalmente se alternan en las democracias, no están de acuerdo en las soluciones a dar sobre los principales problemas que enfrentan a la sociedad (el desempleo, la energía, la vivienda, la delincuencia, etc.), la población se divide en estos temas y hace más difícil su resolución. 
Para ser realmente eficaz, la política debería ser un vector de unión, no de división, lo que presupone que se debería favorecer la consulta, el diálogo y el consenso. Desde un punto de vista utópico, debería ser una expresión de la filosofía en el sentido literal del término, es decir, “amor a la sabiduría”.


Derecho de autor imagen: botond

*      *      *

*    *    *

No hay comentarios.:

Publicar un comentario