miércoles, 13 de julio de 2016

Sobre el Vegetarianismo - Blog de la Orden Rosacruz

http://www.ordenrosacruz.es/wp-content/uploads/2016/07/vegetariano-slide-blog.jpg
*     *     *
Translate/traducir/ Vertaal
Terjemahan/μεταφράζω / übersetzen /
переводити/Traduire/ переводить
 ترجم / לתרגם   翻訳する 
*  *  *

*   *   *
*       *       *



Compartiendo:



Sobre el Vegetarianismo - Blog de la Orden Rosacruz




* * *

* * *




Sobre el Vegetarianismo
De Hugo Casas
12 julio, 2016

¿Se puede considerar al vegetarianismo una alternativa espiritual?

Con bastante frecuencia se pregunta en las conferencias públicas que ofrece la AMORC, o directamente a la Gran Logia, si ser vegetariano es algo deseable cuando se realiza una búsqueda espiritual. A decir verdad, no creo que el hecho de no comer carne sea algo a tener en cuenta en este campo. Conozco a ateos y materialistas que son vegetarianos y a no vegetarianos que son creyentes y espiritualistas. Lo que es relevante es el valor que le damos a la espiritualidad y el comportamiento resultante de ello, lo que hizo decir al Maestro Jesús: 



“No es lo que entra en la boca lo que contamina al hombre; sino lo que de su boca sale” (Mt. 15:11).




Desde mi punto de vista, no es realmente el tema espiritual lo que debe llevar a alguien a optar por el vegetarianismo. La mayoría de los vegetarianos que conozco lo son normalmente por dos razones: 




1) para mostrar que desaprueban el tratamiento que se da a los animales para consumir su carne, y que se oponen al hecho de matar para obtener comida.




 2) Porque se han dado cuenta que no comer carne era bueno para su salud.




 Entre los vegetarianos hay algunos, no obstante, que creen que sí tienen una conducta más espiritual por esta causa.

Entiendo totalmente el primer argumento, porque amo a los animales y me indigna e incluso me horroriza la forma en que muchos de ellos son criados y sacrificados antes de poner su carne a la venta. El sufrimiento que se les inflinge es en muchos casos una vergüenza para la humanidad y muestra nuestra barbarie hacia ellos. Todos a su nivel, son seres conscientes y sensibles. No respetarlos, no estar agradecidos por lo que nos aportan, es un insulto a la vida. Por otra parte, estoy convencido de que los hombres sufrirán durante el tiempo que les hagan sufrir a los animales, porque siempre hay una relación kármica entre ellos y nosotros. En su época, el mismo Pitágoras declaró:



 “Mientras los hombres sigan destruyendo sin piedad a los seres vivos de los reinos inferiores, no conocerán ni la salud ni la paz. Mientras sigan masacrando a los animales, seguirán sufriendo. El que siembra la muerte y el dolor, no puede cosechar alegría y amor “.





En cuanto a los que son vegetarianos por razones de salud, tienen naturalmente razones para serlo si eso les sienta mejor. La experiencia prueba que algunas personas soportan mal la ingesta de carne y se sienten muy bien comiendo más bien frutas y verduras, a las que en algunos casos se añaden leche, huevos y otros alimentos de procedencia animal, así como pescado de vez en cuando. Uno puede, por tanto, mantenerse sano sin ingerir carne, a condición de tener cuidado de que no existan carencias de proteínas, vitaminas, oligoelementos, etc., lo que supone poseer algunos conocimientos básicos en nutrición.

Para terminar, ¿podemos considerar que todos los seres humanos serán un día vegetarianos? Si es así, 


¿por qué? 



¿Por respeto a los animales?



 ¿Por razones de salud?



 ¿Por una necesidad económica o ecológica?



 Para muchas personas estas preguntas quizás sean ridículas, por que están convencidos de que la gran mayoría de la gente seguirá consumiendo carne. Sin embargo, según algunos científicos, los cambios fisiológicos en la evolución del ser humano podrían ser tales que ya no requiera la proteína de procedencia animal dentro de algunos siglos o incluso milenios. De todos modos, una cosa es cierta: mientras la gente coma carne, se debe cuidar a los animales que matan por obtener comida, lo que significa criarlos en buenas condiciones y matarlos haciéndolos sufrir lo menos posible, no sin darles las gracias por el regalo que hacen de sus vidas.



*      *      *

*      *      *

No hay comentarios.:

Publicar un comentario