viernes, 29 de abril de 2016

sharing2.1.0, Compi, archive, Desclasificación Ovni, en Perú,. Entrevista al Investigador ,Mario Zegarra, en Lima, Perú, - YouTube

*       *       *




*      *      *
* * *
*      *      *

*      *      *

*      *      *

*      *      *
 
* * *



*      *      *

*      *      *


408020699245017

*      *      *

* * * 
* * *

*    *    *


*      *      *

*    *    *

 
*      *      *

mayas 
* * *
Activating Oxytocin – The Master Hormone for Bliss and Bonding | Wake Up World


* * *


Sex, Love and Oxytocin – The Full Spectrum Connection | Wake Up World


* * * 


 

*      *      *

* * *

* * *
* **

lunes, 25 de abril de 2016

compartir2 - Sobre la Amistad - Blog de la Orden Rosacruz - ¿Están Sintiendo el Vacío?


 *       *       *


Sobre la Amistad - Blog de la Orden Rosacruz

* * *


Sobre la Amistad
De Hugo Casas
19 abril, 2016

La amistad es posiblemente una de las más nobles expresiones del amor humano.

Todo ser humano necesita amar y ser amado para ser feliz. Sin embargo, existen varios grados en la expresión de ese amor, por ejemplo el amor entre los esposos, entre padres e hijos, entre abuelos y nietos, entre tíos y sobrinos y por supuesto entre los amigos… En este último caso, se habla más bien de amistad, en el sentido de que su afecto no es filial y no concierne a los miembros de una misma familia de “sangre”, sino a personas que son a priori “exteriores” a ella. Sin embargo, como todos sabemos, los amigos pueden tener lazos más poderosos, más sinceros e incluso más duraderos que los propiamente familiares.

Otra particularidad de la amistad reside en el hecho de que está libre de toda dimensión sexual, lo que no es generalmente el caso del amor que une a un matrimonio, en particular cuando son jóvenes. No hay pues una segunda intención de esta naturaleza entre dos amigos. Del mismo modo, no hay pasión del uno por el otro, en el sentido verdaderamente “pasional” de este término. Cuando una amistad se teje entre dos personas, es por otras razones. Simplemente se gustan y se frecuentan porque se aprecian como individuos, o más exactamente como personalidades.

Es difícil decir qué hace que la gente estreche lazos de amistad. En principio, suele producirse un encuentro que puede ser “casual” o no. Muy a menudo, hay un segundo encuentro, un tercero, etc., porque uno no se convierte en amigo de otro “de golpe”. Para eso, es necesario aprender a conocerse, o incluso a reconocerse, para luego apreciarse. Eso necesita de tiempo y, por lo tanto, de paciencia. Y cuando se trata de una verdadera amistad, no deja de reforzarse con el paso del tiempo y generalmente dura hasta la muerte, hasta el punto que la otra persona que permanece en este plano experimenta un vacío que es difícil de llenar, como cuando se pierde a un familiar querido.

La fuerza de la amistad radica sobre todo en que es desinteresada en todos los aspectos y que da sin esperar nada a cambio. Por otra parte, no necesita que el otro sea como nos gustaría que fuera en su forma de pensar, de actuar, etc. Simplemente nos gusta, con sus defectos y debilidades, con sus cualidades y talentos, que normalmente son una fuente de inspiración y una invitación a mejorar uno mismo. Sin duda, el verdadero amigo es un alma hermana, razón por la cual nos sentimos tan conectados con él o ella en el plano interior.

Me he referido varias veces a la “verdadera amistad”, o al “verdadero amigo”. ¿Por qué? Debido a que la amistad, como bien sabemos, no se construye a través de un “clic” en una red social en particular. No quiero criticar las relaciones y vínculos que pueden establecerse hoy en día en internet, simplemente digo que es imposible tener varias decenas de amigos dignos de este nombre. Sin embargo, nada se opone a que un amigo virtual un día se convierta en un amigo real. Pero eso siempre supone que se encuentren, se relacionen, hagan cosas juntos, posiblemente que discutan de vez en cuando… es decir, que vivan experiencias comunes que les permitan crecer a ambos como personas.

Derecho de autor imagen: rawpixel

* * *
*     *     *
Translate/traducir/ Vertaal
Terjemahan/μεταφράζω / übersetzen /
переводити/Traduire/ переводить
 ترجم / לתרגם   翻訳する 
*  *  *

*   *   *
*       *       *
Compartiendo:


 



Por Brenda Hoffman

www.LifeTapestryCreations.com.


Queridos,
¿Están sintiendo las preocupaciones que surgen ante cualquier vacío? La sensación de que no pasa nada, mientras que, en verdad, tanto está sucediendo.
Su fisicalidad interna está cambiando de formas que no podrían creer, aunque la ciencia médica aún no puede detectarlo con la tecnología actual. En un tiempito, notarán nuevas historias aquí y allá debatiendo acerca de gente “extraña” con más hebras de ADN de las esperables. Y leerán sobre milagros médicos que aparentemente no tienen razón de ser- con los conocimientos científicos y tecnológicos actuales.
Pero por ahora – sin otros indicadores más que sentirse quizás exhaustos o con algunos otros pocos indicadores físicos de que algo está sucediendo aunque no lo sepan o comprendan – así es.
Las etapas más comunes en cualquiera de sus fases de cambio son primero espirituales, luego emocionales, y finalmente, físicos. Ahora están en la tercera fase.
Eso es así porque, sin conocimiento espiritual y emocional, sus cambios físicos parecerían abrumadores. Correrían hacia el mundo médico u homeopático con algún padecimiento aquí y otro allá. Ninguno de los cuales podrían explicar la mayoría de los terapeutas – incrementando sus niveles de miedo.
Quizás estén aumentando o perdiendo peso. Quizás su audición esté más sensible. Quizás tengan gripe o indicadores de resfrío. De los cuales ninguno es serio dentro del plano de este vacío, pero sin su conocimiento interno podría ser realmente atemorizante.
Así que sus cuerpos están cambiando durante este vacío de maneras acerca de las que quizás ya hayan leído pero no necesariamente experimentado - incluyendo la adición de nuevas hebras de ADN.
Todas las hebras no serán añadidas al mismo tiempo, pero se les añadirán una o dos hebras a la mayoría de las personas durante cada uno de los vacíos en curso. Y lo mismo es cierto para su nueva estructura cristalina.
Están cambiando sus seres físicos al ritmo que es mejor para su totalidad. Ni la adición de nuevo ADN ni de nuevas estructuras cristalinas puede completarse durante un solo vacío sin hacer 'explotar sus circuitos'.
Así es que durante este vacío, es posible que se sientan aburridos – pues no tienen nada para contemplar; ansiosos - pues no están aparentemente haciendo nada para alcanzar sus nuevas metas; o furiosos - "¿Por qué yo? ¿Por qué nada me está sucediendo a mí como parece sucederles a los demás?". Pero no van a estar temerosos.
A pesar de que esta última afirmación puede no ser exacta para ustedes, lo será para la mayoría. Es posible que sientan sentimientos que no disfruten, pero el miedo va a ser el último de esos sentimientos.
Tal vez hayan leído o canalizado las emociones de este proceso continuo que eventualmente crean miedo - ira, angustia, envidia, etc. Pero ellas no son el miedo. Ustedes se han desplazado más allá del miedo a, si se quiere, sentimientos de nivel superior que, con el tiempo, podrían convertirse en miedo, pero no son el miedo.
Así es que están evolucionando y comprendiendo mejor su transición y la transición de los demás sin miedo. Otro indicador de que ya no son de 3D - tal vez un indicador nebuloso, pero igual es un indicador.
Están evolucionando en formas que no siempre pueden ver, medir o comprender. Están evolucionando dentro de su ser físico. Al igual que les ocurrió durante su último gran período de crecimiento rápido, fácil de recordar - la pubertad – cuando crecieron físicamente sin que fuera necesario saber que lo estaban haciendo. Sabían que necesitaban más horas de sueño. O que siempre tenían hambre. Pero todo era parte de ser un adolescente.
Ahora es igual. Están evolucionando hacia un dios / una diosa humanos de 5D a través de cada célula de su cuerpo físico, a través de su comprensión espiritual y de sus cambios emocionales.
Ustedes ya no son SOLAMENTE ustedes. Ahora son un híbrido de muchos segmentos, una serie de dimensiones y frecuencias - más de lo que han sido nunca antes en la tierra. Y a medida que se convierten en sus nuevos yoes con toda su gloria, su apariencia física también está cambiando.
Muchos de ustedes ahora están corriendo hacia sus espejos para determinar si su cara o su cuerpo luce diferente. Si, se ve diferente, pero a la vez no lo hace. Porque ¿podrían ir a visitar a sus amigos o familiares o regresar a su trabajo si su aspecto físico fuera tan diferente en cuestión de horas que nadie pudiera reconocerlos?
Sus cambios físicos están sucediendo pero no al mismo ritmo tal como son verdad sus cambios espirituales y emocionales. Sus nuevos sentimientos y creencias pueden ser mantenidos en privado si así lo desean. Su fisicalidad no puede. Por lo tanto, este es un tiempo de cambio dentro de su ser que todavía no entienden completamente y que muy pocos, casi ninguno, pueden detectar.
El resultado será similar a un adolescente que alguien no había visto desde que tenían doce y ahora tienen dieciocho años. A pesar de que hay muchos cambios, el ser físico de los 12 años de edad sigue siendo parte del de 18.
Así es, ustedes seguirán siendo ustedes pero con cambios sólo percibidos por aquellos con quienes no han estado desde hace algún tiempo.
¿Cómo van a ser diferentes? En un sentido, están rejuveneciendo porque ya no van a creer que necesitan envejecer y luego transformarse. Nuevas creencias, nuevos ustedes, Nueva Tierra. Permitan que todo sea en su tiempo y lugar. Que así sea. Amén.





Copyright © 2009-2016, Brenda Hoffman. Todos los derechos reservados: www.LifeTapestryCreations.com. No dude en compartir este contenido con los demás gratis – colóquelo en su blog, añádalo a su boletín de noticias, etc -, pero mantenga la integridad de este artículo incluyendo el autor / canalizador: Brenda Hoffman y el sitio web fuente: www.LifeTapestryCreations.com.


Traducción: Marcela Borean
Difusión: El Manantial del Caduceohttp://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm
https://www.facebook.com/ManantialCaduceo
Publicado 2 days ago por A. Ott

*      *      *
*      *      *

sábado, 23 de abril de 2016

sharing2.1. compi, ALIEN, - SIOD, - Strange Man, - HOMBRE EXTRAÑO - GLADYS CORDOVA - YouTube

*    *    *
Sharing:
Compartir:



* * *
* * *


 
* * *

*    *    *

* * *

* * *


* * *

*      *      *

 
* * *


* * *

*      *      *


Como construir una casa con palets 

* * *

* * *
*    *    *

miércoles, 13 de abril de 2016

compartir2, Sobre la Autoestima, Blog de la Orden Rosacruz, LOS SEPTENIOS,

*      *      *
 * * *

Sobre la Autoestima
De Hugo Casas
12 abril, 2016

¿Qué es la autoestima y cómo podemos cultivarla?

En general todas las personas sienten estima por su familia, sus amigos, algunos compañeros de trabajo, así como por figuras públicas o personajes que destacan en otros campos, como el deportivo o incluso el cultural y filosófico. Esta estima hacia los demás se basa en general en ciertas cualidades que nosotros les atribuimos, como por ejemplo la bondad, la integridad, el coraje, la inteligencia, el desinterés, la creatividad, etc. Esto no quiere decir que veamos en ellos a alguien perfecto, pero los apreciamos y nos gustan tal como son, a pesar de las debilidades e incluso los defectos que puedan tener.

Sin querer realizar un juicio demasiado severo sobre esta actitud, parece que esta generalmente se presenta en personas egocéntricas y egoístas, o que sufren algún tipo de deterioro psicológico, puesto que, hasta cierto punto, se podría decir que este comportamiento tiene una naturaleza patológica.

Pero si es bueno sentir estima por los demás, no debemos olvidar que también es importante tener estima por uno mismo. Esto supone ser consciente de nuestras debilidades, o incluso de nuestros defectos, pero también tener en cuenta nuestras fortalezas y cualidades, porque todos las tenemos. Hay demasiadas personas que tienden a centrarse simplemente en lo que consideran negativo o imperfecto en ellos, a veces hasta el punto de sentirse culpables. Al hacerlo, se vuelven infelices y permanecen en un estado de ánimo que sólo puede ser perjudicial para ellos en todos los niveles. En casos extremos, tales sentimientos de culpa los convierten en enemigos de sí mismos.

En este sentido, muchos se preguntan acerca de las condiciones que hacen posible la felicidad. Si bien son múltiples (estar sano, amar y ser amado, tener una ocupación que nos agrade, poseer suficientes medios económicos, etc.), hay uno que me parece esencial y del que en general se habla muy poco: ser una buena compañía para uno mismo. Pero esto sólo es posible si tenemos autoestima, es decir, si nos amamos a nosotros mismos tal como somos, con nuestras fortalezas y nuestras debilidades, nuestros puntos fuertes y nuestros defectos; en una palabra, con nuestra personalidad.

Naturalmente, tener autoestima o amarse a sí mismo no significa “amarse solo a sí mismo”, lo que nos llevaría de nuevo a lo que dije anteriormente sobre las personas que no sienten estima por nadie. Tampoco quiere decir complacernos en nuestras debilidades y defectos, en cuyo caso sería la negación con respecto a la necesidad de mejorar personalmente. Se trata más bien de apreciarnos a nosotros mismos, sin dejar de hacer el esfuerzo para mejorar como personas, en nuestros juicios y nuestra conducta, siendo este esfuerzo valioso en sí mismo. Esta es precisamente la actitud que los Rosacruces se esfuerzan por adoptar en la vida diaria.

Derecho de autor imagen: sangoiri

*   *   *

*     *     *
Translate/traducir/ Vertaal
Terjemahan/μεταφράζω / übersetzen /
переводити/Traduire/ переводить
 ترجم / לתרגם   翻訳する 
*  *  *
*   *   *
*       *       *
Compartiendo:

Revista Mundo Nuevo.


LOS SEPTENIOS 
El planteamiento de Antroposofía es una cosmovisión espiritual del ser humano, con áreas de aplicación en la educación, en la medicina, en la arquitectura, las artes, entre otras. Particularmente, dentro de su cosmovisión del ser humano y su desarrollo espiritual, Steiner estableció los septenios, que es el estudio biográfico de las personas cada 7 años, y el estudio del temperamento.

Steiner enuncia que el desarrollo puede verse tripartitamente, hablando de maduración física, maduración anímica y maduración espiritual. Esto quiere decir que en los primeros 3 septenios (de 0 a 7 años, de 7 a 14 y de 14 a 21) lo que prima es la consolidación del cuerpo físico de la persona, y la temática central es el conocer la vida en la cual encarnamos. Luego, con nuestros órganos y cuerpo ya consolidados, comienza el desarrollo anímico, entre los 21 y 42 años. Lo que prima en esta etapa es la aceptación de la vida y trabajar en lo que uno vino a aportar a este mundo. Finalmente, entre los 42 y los 63 (y en adelante) encontramos el periodo del desarrollo espiritual, donde comienza la recapitulación de la vida, donde el alma se pone en servicio del Yo, para que él pueda expresarse, junto a las virtudes de la humildad, la aceptación y el amor.

En resumen, la Antroposofía nos plantea un camino evolutivo de nuestro desarrollo humano, dividiendo nuestra estadía en el mundo en tres etapas: encarnar y desarrollar nuestro vehículo en el mundo que es nuestra corporalidad; luego, aceptar nuestra realidad y aportar al mundo lo que vinimos a entregar; para finalmente, poder expresar nuestro espíritu y sus cualidades en el mundo. A continuación los invito a descubrir las principales características de cada uno de estas etapas que duran siete años, y así poder situarnos en la que nos corresponde y nutrirnos conscientemente de ellas. wink emoticon

Primer Septenio: 1 a 7 años. En este septenio nace el cuerpo físico del bebé, siendo muy importante la gestación de este mismo, ya que las enfermedades que existan en este septenio se deberán en gran medida como repercusión a cómo fue el embarazo de la madre. Es fundamental también dos procesos que ocurren alrededor de los 3 meses: primero es el desarrollo psicomotor del niño, y segundo, las enfermedades que pueden entenderse como una guerra de vida y muerte: es común que los niños tengan altas fiebres, ya que a través de esto el niño transforma sustancias de la madre en sustancias propias. La antroposofía plantea que mientras más fiebre tenga el infante cuando chico, más probabilidades de no padecer enfermedades autoinmunes cuando grande. Continuando con el desarrollo psicomotor, es fundamental también el momento en que comienza a caminar erguido, ya que es una manifestación de la individualidad del niño, de su yo individual. El órgano que prima en este septenio es el sistema nervioso, ya que a través de él va desarrollando las habilidades perceptivas, tanto con la imitación, el tacto, el movimiento, el equilibrio. Para poder fomentar esto es fundamental instar el juego con el niño. Otro elemento fundamental es el dar calor, ya que este posee una doble funcionalidad: primero, en el nivel físico esto se vivencia como protección, y en un nivel anímico esto se vive de tal manera que el niño siente que es importante para el adulto, lo que va otorgándole confianza en el medio externo, que finalmente conlleva a poseer un buen nivel de autoconfianza. Finalmente, la antroposofía plantea que es fundamental que el infante vivencie su realidad según esta frase: “El mundo es bueno”, donde pueda explorar, jugar y vivenciar de manera positiva y confiable el mundo que lo rodea. wink emoticon

Segundo Septenio: 7 a 14 años. Alrededor de los 6 años el niño comienza a perder sus dientes de leche: esto nos indica el comienzo de cambio de septenio y que el sistema nervioso del niño ya está desarrollado y listo para comenzar la escolaridad. En este septenio se comienza a forjar el temperamento, el cual puede ser colérico (fuego), sanguíneo (aire), melancólico (tierra), o flemático (agua)…. ¿se acuerdan que lo hemos mencionado alguna vez? . Cada temperamento tiene rasgos de comportamiento determinado, una forma de vincularse con el mundo, de vivenciar las experiencias, entre muchas otras cualidades. Otro aspecto fundamental de este septenio es la habilidad o posibilidad de comenzar a adquirir hábitos, que abarcan más que dormir, comer o trabajar, sino que pueden ser hábitos de respeto, de no criticar, de comprender y saber perdonar, entre otros. Es fundamental entonces poder fomentar y cultivar estos hábitos, tanto por parte de los padres como de los profesores. Alrededor de los 9 años comienzan lo que se denomina los sentimientos del yo, lo que abre al niño hacia un mundo de polaridades a partir del sentir: sentir simpatía y antipatía, sentir el yo afuera y el yo adentro y de esta manera comenzar a experimentar sentimientos. Esto puede diferenciarse claramente con los niños más pequeños, donde todo es de todos: aquí comienzan los límites de la polaridad. Finalmente es muy posible que haya una búsqueda espiritual, donde busque religiones para buscar esa conexión, ese poder religar con lo que antes de encarnar estuvo unido. wink emoticon

Tercer Septenio: 14 a 21 años. En este septenio la antroposofía plantea que a partir de la menarquia y la primera polución, hay una diferenciación entre niños y niñas en su comportamiento: ellas, las niñas, se ponen introvertidas, mientras que ellos comienzan en una etapa de rebeldía. Recordemos también que Steiner es del año 1900, por lo que hemos pasado por bastantes cambios socioculturales que pueden marcar una diferencia hoy en día, pero en rigor ese es el planteamiento descrito por la antroposofía. En esta etapa hay un énfasis en el pensar para poder conocer el mundo: antes el niño solo hacía registros, mas ahora lo procesa y lo debate más activamente. También comienzan a buscar conscientemente a los amigos que quieren tener, estableciendo relaciones kármicas importantes. Que los jóvenes posean una aproximación a la música también es muy común en este ciclo, ya que lo hacen como una manera de religar con la espiritualidad de forma más sutil. Un evento gatillante y fundamental es que a los 18 años y medio ocurre el primer nodo lunar: estos son estancias cósmicas donde el sol, la luna y la tierra están en la misma ubicación que cuando nacimos. Este nodo nos trae un cuestionamiento de “¿qué vine hacer en esta vida?”. Esta inquietud podría explicar la gran taza de disidencia de estudiantes universitarios de primer año de esta edad, que entran en una carrera sin tener claro que quieren hacer, cambiándose de elección hacia una más acorde con su vocación. wink emoticon

Cuarto Septenio. 21 a 28 años. Este es un septenio de experimentación: de tener experiencias variadas, tanto como diferentes viajes hasta diferentes trabajos. Hay una búsqueda de validación a través de los amigos y de la carrera. Se hace énfasis en la calma interior, donde, a través de ella, vamos a ir adueñándonos de los espacios que habitamos. Esto quiere decir, que a través de un proceso de estabilización, vamos a poder amoldarnos a los límites que vamos a ir conociendo en este mundo que se abre, ya fuera de la escolaridad y de lo conocido. A los 28 años comienza una crisis de los talentos, que es cuando cesa la inspiración y comienza la transpiración. Esto quiere decir que los eventos que antes universalmente se iban dando fácilmente, dejan de fluir, siendo necesario más esfuerzo de parte de uno para lograr los objetivos. Recordemos que los tres septenios anteriores eran los septenios corporales, donde estábamos más protegidos y acompañados por la divinidad, mientras nuestra corporalidad se iba desarrollando. En cambio en el cuarto septenio ya comenzamos los septenios anímicos, donde es momento de hacerse cargo de la vida con lo forjado anteriormente, a empoderarnos a partir de nuestro propio mérito y esfuerzo, ya que ahora dependemos solamente de nosotros mismos, como si fuera un empujón del universo hacia la adultez. Es un buen momento para plantearnos el cómo vivenciamos al mundo y cómo nos vivenciamos a nosotros mismos, siguiendo el planteamiento anterior de ir en un camino hacia la adultez y hacia el hacerse cargo. wink emoticon

Quinto Septenio. 28 a 35 años. En este septenio se sitúa lo que se denomina el lugar kármico: es el situarse en el lugar exacto donde uno realiza aquello que vino a hacer, conjunto a las personas con las que tenemos que llevarlo a cabo. Se puede apreciar que este ciclo está en la mitad de los septenios del cuerpo y del espíritu, lo cual produce una vivencia de Aquí Estoy Yo: se sitúa el ego terrenal en la tierra y comienza una nostalgia por lo no vivido, pero al mismo tiempo una apertura hacia la espiritualidad. Como se sitúa el ego terrenal en la mitad del desarrollo corporal y espiritual, es muy difícil tratar adicciones después de los 33 años. Esto es porque comienzan nuevas etapas en el desarrollo del ser humano, donde se destaca la organización que tiene él en el mundo actual: es así como la adicción forma a ser entonces parte de esta organización del yo terrenal de la persona, siendo muy difícil de rehabilitar. Sexto Septenio: 35 a 42 años. Este septenio nos trae el segundo nodo lunar, el cual llega a los 37 años. Esta vez nos hace cuestionarnos si estamos haciendo lo que tenemos que hacer en esta vida: despierta, o nos remueve, el concepto de autenticidad, que es el poder reconocer que hay problemas, que no somos perfectos; nos permite asumir lo que está pasando alrededor de nosotros y poder hacernos cargo de ello. En este periodo se vivencia frecuentemente el perdón hacia los padres, y paralelo a estas vivencias comienza también el decaimiento del cuerpo físico. La tarea fundamental es que nuestra alma no decaiga con el cuerpo, sino empoderarnos con este proceso, de tal manera que lo tomemos como una oportunidad: mi cuerpo decae, pero mi alma aflora, preparándonos para el siguiente ciclo de septenios, el ciclo espiritual. wink emoticon

Séptimo Septenio: 42 a 49 años. Aquí comienza el desarrollo de los septenios espirituales, lo que nos trae fundamentalmente la habilidad de poder mirar más de lejos las cosas, sin quedarnos atrapados en ella: se pueden separar los hechos más fácilmente, con objetividad y desapego. El planeta Marte trae a este septenio una energía movilizadora, que da fuerza para resolver inquietudes del septenio anterior, abriendo nuevas vías de creatividad para responder si estamos haciendo lo que tenemos que hacer. Otra energía creativa que se da de manera paralela es el comienzo de la menopausia, que puede manifestarse fundamentalmente en dos vías de creación: la primera, es los llamados aquí en Chile “conchitos”, es decir la mujer tiene su último hijo a esta edad. O la otra resolución hacia esta energía es el tener otras profesiones, otros trabajos, crear proyectos, iniciar otras empresas, entre otras. Esto puede entenderse también como un brote de energía creativa, que mantiene activa y vigorosa a la persona, tanto hombre como mujer, en este septenio, lo cual cabría como resolución del nodo lunar del septenio anterior. Finalmente ocurre un contraste muy importante con la juventud, por lo que es común ver padres y madres que comienzan a competir con sus hijos, para no vivenciar esta decadencia corporal natural del ser humano. wink emoticon

Octavo Septenio: 49 a 56 años. En esta etapa de nuestra vida surge una nueva cordialidad, es decir, una nueva manera de que el corazón se vincula con el mundo, fundamentado desde el compromiso y la compasión; ellas son nociones más elevadas de vincularse, las cuales nos demuestran la presencia del espíritu en esta etapa de vida. Aquí uno se entrega hacia el otro, ya que en el pasado nos estábamos formando para poder hacerlo en su totalidad. A los 55 años y medio ocurre el tercer nodo lunar, que nos presenta una energía de introspección hacia dos puertas de autoconocimiento: la primera es el cuestionamiento de que si hicimos lo que teníamos que hacer, y la segunda es qué podemos hacer todavía. wink emoticon Noveno Septenio: 56 a 63 años. En este septenio es frecuente una búsqueda hacia la soledad, posiblemente impulsado por la energía de Saturno, que trae su sabiduría espiritual y guía. Esto nos permite también hacer una síntesis de lo vivido en los anteriores septenios. Saturno también nos da la energía de contactarnos con la manifestación del espíritu en la tierra. Dos crisis pueden ser fundamentales en este septenio: la primera es a nivel de los vínculos: conflictos en la sociedad que conformamos nuestra biografía, tanto familia, hijos, compañeros. Si los conflictos que surgen aquí, por ejemplo, como la partida de los hijos de la casa, no son superados, una depresión puede manifestarse. La segunda crisis deviene, de una apertura de conciencia por el espíritu, que llama a despertar, manifestándose en la búsqueda de la justicia, la verdad, de la libertad, o de la fraternidad. De esta forma, lo que busca este despertar espiritual, es poder manifestarse en la persona a través de la acción, de la presencia, de la voluntad, para que así pueda estamparse en la vida de la persona de forma activa, desplegándose en su día a día: superar las crisis biográficas anteriores, va a ser imperativo para que pueda manifestarse el espíritu sin ataduras ni temores; sin conflictos actuales en nuestra existencia terrenal, para poder así desarrollar la esencia espiritual


*      *      *
*         *        *